domingo, 25 de octubre de 2009

Hogar, dulce hogar


Como decía E.T: ''Mi casa''

viernes, 23 de octubre de 2009


Pero qué poco me gusta el tomate natural. No lo soporto. No es tanto por el sabor sino por la textura. Por dentro, el moquillo con las pepitas me recuerda a la baba de caracol con tropezones. Y por la parte de fuera es tan terso que es como si me metiera una rana cruda en la boca.

Estaba pensando en crear una asociación: ''Amigos del odio al tomate''. Ya somos dos, el perro y yo.

jueves, 22 de octubre de 2009

Música modal, tonal, politonal y polimodal

A mi me gusta la música. Eso es decir poco porque a todo el mundo le gusta la música. Ojalá fuese tan fácil ponerse siempre de acuerdo, pero en ciertos temas existe un consenso inherente... como en la música. Ocurre lo mismo con las patadas en los testículos sólo que en este caso a nadie le gustan.

Ahora especificaré. Hay ciertos ruidos que cierta gente llama música, pero se equivocan. Yo hablo de la música de verdad, de la que no necesitas ir drogado para escuchar más de 10 minutos sin que te de dolor de cabeza, del tipo de música que requiere originalidad y esfuerzo. Últimamente estoy escuchando grupos como Pearl Jam y Coldplay, músicos como Yann Tiersen y Santaolalla, y música española de la buena como Vetusta Morla o La Sonrisa de Julia. Lo curioso de mucha de esta música es que se está introduciendo trazas de música polimodal que antes se habían reservado para otros ambientes más selectos como conservatorios o auditorios expertos.

La música tonal surgió mucho después de la música modal. Los griegos fueron los que clasificaron la música por modos, pero desde la aparición de la música tonal, esto se relegó para mucho tiempo después. Cuando la música tonal ya estaba lo suficientemente exprimida, le dieron una vuelta de tuerca y crearon obras politonales. Cuando la música politonal se exprimió volvieron a girar la manivela y apareció la música polimodal. Lógicamente, esta también fue ampliamente estudiada y surgieron corrientes nuevas, pero difíciles de escuchar, como el dodecafonismo, aunque eso ya es otra historia.

Y después de este coñazo cual es la conclusión... Pues que hay que escuchar, tocar y disfrutar de la música, que es de las pocas cosas en que todos estamos de acuerdo.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Las fiestas del Pilar .... a Trasmoz


No me fío de la gente que tiene muchos amigos. Seguro que no son de calidad. Yo me voy con un puñado de los míos (de la mejor cosecha) a disfrutar de las fiestas del Pilar en un pequeño pueblecito situado en las faldas del Moncayo. Sé que lo voy a gozar porque siempre nos lo hemos montado muy bien. Buen vino, buenas viandas, buena música y la mejor compañía.

¿Fiesta de disfraces? Sí, hombre, sí. Que no se quede nada en la recámara. Que riamos y chillemos todo lo necesario. Héctor y Conchi... ¡Feliz Cumpleaños!

martes, 6 de octubre de 2009

Comenzamos




Todo en este mundo tiene un comienzo y, si todo funciona correctamente, también tiene un fin. Pues bien, este es el comienzo. ¿De qué? Pues de muchas cosas: comienzo una etapa de cuatro años de investigación que culminará con un doctorado, comienzo a ser independiente, comienzo un nuevo año laboral (lo siento, para mi el año comienza en septiembre) y comienzo este blog.

Pero no comienzo solo. Tengo a la gente de siempre a mi lado, eterna sufridora de mi persona, lo que hace más fácil el camino. Y si me caigo, que me caeré seguro, estarán allí para recogerme, levantarme del suelo y decirme lo que quiero oír; ''ya queda menos , Diego''. A todos ellos les doy las gracias por anticipado.

Así que voy a romper el cascarón y convertiré a este Calimero en un gran pollo: ¡Comenzamos!