martes, 5 de abril de 2011

Por fin. Ya tengo piso.


En el último relato os conté como salí del despacho de mi casero sin mi pasaporte ni mi visa de trabajo. Pues bien, continuaré con la historia donde la dejé.

Sassan (observad lo mucho que se parece el nombre de mi casero al de Satán ... deben de ser parientes seguro) me había dado las llaves del piso y me había dicho que les había escrito a mis compañeros de piso, a los cuales no conocía, diciéndoles que iba a ocupar la habitación libre.

Ya con el equipaje hecho, me dirijo a mi nueva casa para conocer a mis nuevos compañeros. 

Yo: ¿Hola? ¿Hay alguien en casa?

Nada. Estaba solo. Al ser las 4 de la tarde de un viernes supuse que no habrían salido de trabajar o estudiar. Me dirijo a mi habitación y compruebo que la luz no funciona. Empezamos bien. Se acaba de fundir la bombilla.

Yo: Por mis narices que la bombilla la paga Sassan. Se lo pienso decir ahora mismo ..... o mejor en cuanto me devuelva mi pasaporte.

Decidí empezar a limpiar un poco mi habitación y a colocar la ropa en el armario. Son las 7 de la tarde y sigo sólo en el piso. Como está atardeciendo y no tengo luz en mi cuarto me entra sueño. Decido echar un cabezadita en mi nueva cama hasta que oiga que mis compañeros de piso regresan.

A eso de las 8 de la tarde oigo como la puerta principal se abre. Ahora sí que ha anochecido y sigo a oscuras. Me levanto de la cama y me dirijo al pasillo para conocer a mi nuevo compañero:

Yo: Hola.

Él: OOOOOOAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHH !!!!!!!!!  WHAT THE FUCK ....!!! (no necesita traducción)

Me encuentro con un chico con el rostro desencajado por el susto y blanco como la leche.  Me doy cuenta de que el pobre chaval no tenía ni idea de que había nuevo inquilino. Imaginaros que un extraño os saluda en la oscuridad de vuestra propia casa. 

Yo: Sassan me ha dicho que os había escrito un mail diciendo que la habitación había sido alquilada.

Él: Yo no he recibido ningún mail de Sassan.

Fantástico. El casero la ha vuelto a liar. Mi nuevo compañero (se llama James) enciende su ordenador para comprobar sus correos. En su bandeja de entrada aparece el mail de Sassan ... ¡escrito a las 7 de la tarde! ¡Yo llegué a casa 3 horas antes de que Sassan les escribiera el mail!

A día de hoy, lo primero que hace James al entrar por la puerta de casa es emitir un sonoro: ''HELLOOOOO???''
Creo que le atormentan los recuerdos de nuestro primer encuentro.

2 comentarios:

  1. Por favor, vamos a hacer una serie de televisión con esto! Aunque todavía no tengo claro si será un comedia o un drama. Pero triunfar, triunfa fijo!

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te guste. Yo me lo tomo todo a broma, así que espero que sea comedia.

    ResponderEliminar